Cuando creías que no te iban a invitar al asado y al fin te llaman.
 
Me gusta
Comparte