En los asados como en la vida, todos desde que entramos ya sabemos cuál queremos.
 
Me gusta
Comparte
En los asados como en la vida, todos desde que entramos ya sabemos cuál queremos.

En los asados como en la vida, todos desde que entramos ya sabemos cuál queremos.